Deprecated: Hook custom_css_loaded is deprecated since version jetpack-13.5! Use WordPress Custom CSS instead. Jetpack no longer supports Custom CSS. Read the WordPress.org documentation to learn how to apply custom styles to your site: https://wordpress.org/documentation/article/styles-overview/#applying-custom-css in /home/clients/0f8c016bdccadad2beb9d790658ead21/sites/catnpud.org/wp-includes/functions.php on line 6078
Las rutas del Fentanilo… ¿Europa como destino? | CATNPUD – La xarxa de persones que usem drogues

Por Rafa Clua

(VeUsRaval, CATNPUD)

Las rutas del Fentanilo… ¿Europa como destino?

Los precursores del fentanilo que están bajo control internacional son el N-phenethyl-4-piperidone (NPP) y el 4-anilino-N-phenethyl-4-piperidone (ANPP). Como alternativa, se produce fentanilo con precursores no regulados como el 4-AP (1). La principal fuente de producción de fentanilo y análogos son China e India, en menor medida, con destino a EEUU, Canadá y México (1,2). Consisten en envíos por correo de paquetes de menos de un kilo con purezas superiores al 90% (1,2). Además, China realiza envíos de precursores del fentanilo a los países mencionados. En los países destinatarios el fentanilo se mezcla con heroína, cocaína y metanfetamina (1).

Desde 2019 EEUU y China han negociado pactos para intensificar los controles en aduanas, frenándose los envíos de fentanilo y estableciéndose un mayor control de los precursores NPP y 4-ANPP desde China. Sin embargo, los distribuidores chinos han continuado enviando precursores no controlados (4-AP) a México (1). Para ello, desde China se han establecido relaciones con la India, aumentando los envíos de precursores a México con respecto EEUU y Canadá. En México, los carteles de Sinaloa y Jalisco han sido los encargados de producir fentanilo e introducirlo en EEUU (2).

Durante la pandemia de la COVID-19, México ha tenido dificultades para obtener precursores de fentanilo desde China e India. Al endurecerse los controles, Myanmar ha sido una alternativa para la producción bajo el control de China (3). Por otro lado, pese a que Canadá continúa conectada con China, no se ha detectado un fuerte flujo de fentanilo hacia los EEUU. Probablemente, el aumento de muertes por fentanilo en los EEUU durante la pandemia se deba a que los vendedores de este país han almacenado suficiente producción y a las precarias condiciones de consumo (3).

En Europa, según el último informe de 2021 del EMCDDA, se notificaron 26.000 incautaciones de heroína, con un total de 7,9 toneladas. Se notificaron grandes incautaciones en Bélgica (1,9 toneladas), Bulgaria (0,8 toneladas), Eslovenia (0,8 toneladas), Francia (1 tonelada) y los Países Bajos (1,3 toneladas). En Turquía, una de las fuertes vías de entrada de heroína hacia Europa occidental, se incautaron más de 20 toneladas en 2019, la mayor cantidad en una década. No se menciona la presencia de fentanilo en heroína y se hace el balance de una pureza de heroína en la venta al por menor de 11 a 51% y una pureza media en todos los estados de Europa del 18 al 31% (4).

« se han comenzado a introducir nuevos opioides, como el isotonitazene, que son difíciles de detectar [...] pueden producir una fuerte depresión respiratoria que tarda más en revertirse que la heroína »

Según Mireia Ventura (Energy Control), por el momento no se detecta la presencia de fentanilo en Europa, encontrándose sólo adulteraciones residuales de heroína en incautaciones de Europa occidental (Francia, Bélgica, UK, etc.). En relación con las rutas del fentanilo de Asia a Norteamérica añade que se han comenzado a introducir nuevos opioides, como el isotonitazene, que son difíciles de detectar. Por el momento, en Europa sólo se ha activado una alerta en UK (5) y parece que este tipo de opioide produce una fuerte depresión respiratoria y tarda más en revertirse que la heroína al tener una afinidad potente con el receptor opioide mu, siendo necesario el uso de más de una o dos naloxonas. Aunque no parece que el isotonitazene haya traspasado al continente, Ventura recomienda la necesidad de hacer más I+D sobre la heroína para poder actuar rápido en caso de darse una alarma de nuevos opioides.

En relación con la heroína de nuestro contexto, las purezas suelen ser de menos del 30%, siendo el resto de los excipientes habituales paracetamol, cafeína, etc., sustancias que ayudan a la disolución y para aumentar el volumen de las dosis (6). Según Ventura, en ocasiones, se detecta el piracetam (nootrópico) o el dextrometorfano (antitusígeno), entre otros, y en dosis de menudeo, mezclada con benzodiacepinas.

En conclusión, aunque debemos estar atentos a los sistemas de alerta y las experiencias en primera persona, por el momento no parece que en nuestro contexto haya un repunte de heroína ni crisis de opioides a la americana (7).

Referencias:

  1. Rosen L, Lawrence S. (2021) Illicit Fentanyl and China’s Role.
  2. DEA. (2020) Fentanyl Flow to the United States.
  3. Shelley L. (2020) “Fentanyl, COVID-19, and Public Health.World Medical & Health Policy, 12(4). 
  4. EMCDDA. (2021) European Drug Report 2021.
  5. Release. (2021) DRUG ALERTS – August 2021 (UK).
  6. Iannello GD et al. (2012) “La bolsa de las drogas.Gaceta Sanitaria, 26(3):288.
  7. Martínez Oró DP. (2019) Opioides en España. Ni repunte de heroína ni crisis de opioides a la americana. Barcelona: Episteme.